Regreso a Página Principal  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Estrellas de Fania
Por: ©Rafael Figueroa Hernández
www.comosuena.com

El movimiento de la salsa que empieza a tomar vuelo a finales de los sesenta y principios de los setenta, tuvo su máxima expresión en el trabajo de difusión y aglutinamiento de un sello discográfico que más que ningún otro significó el advenimiento del nuevo estilo: la Fania. Fania, creada originalmente por el empresario Jerry Massuci y el músico dominicano Johnny Pacheco, congregó a un grupo de músicos que marcó decisivamente el boom de la salsa y que significó su distribución a nivel mundial: Las Estrellas de Fania.

En su filas estaban los músicos más importantes del movimiento: Ray Barretto en las congas, Larry Harlow en el piano, Bobby Valentín en el bajo, Roberto Roena en el bongó, y Willie Colón en el trombón, acompañaban a una alineación de cantantes de primera línea entre los que destacaban Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Pete "El Conde" Rodríguez e Ismael Miranda.

Como grupo, Las Estrellas de Fania fue heredera de los grupos de improvisación como Las Estrellas Alegre y las Estrellas de Tico, aunque ya con múltiples indicios del nuevo sonido. No por nada en la primera época Las Estrellas de Fania trabajan mucho mejor en sus conciertos en vivo como las legendarias sesiones en el Cheetah y en el Yankee Stadium. Con altas y bajas esta agrupación durante la década de los sesenta funcionó como un elemento de diagnóstico de lo que estaba sucediendo con la salsa.

En sus inicios trabajó, como ya mencionamos, básicamente como una reunión para descarga, lo cual se documenta en los discos en vivo At the Red Garter de 1968 y Live at the Cheetah de 1971. Ya más definidos en 1973 graban dos discos llamados Live at Yanquee Stadium en donde resaltan dos clásicos que ejemplifican muy bien el nuevo estilo: "Bemba colorá" con Celia Cruz y "Mi gente" con Héctor LaVoe.

Posteriormente en la primera mitad de los setenta Las Estrellas de Fania se enfrascaron en una serie de experimentos muy propios de la época: desde la fusión con el rock y el soul en Latin-Soul-Rock de 1974 que incluyó a Jan Hammer, Billy Cobham, Manu Dibango y Jorge "Malo" Santana, hasta otros en el que descaradamente se buscó el éxito comercial fácil a expensas de un casi nulo valor artístico. Se salvan algunos tracks que mantienen un equilibrio correcto sin venderse como "Juan Pachanga" cantada por Rubén Blades en el disco Rhythm Machine. A la mitad del camino están sus ejecuciones de jazz latino, que sin tener muchas pretensiones han logrado mantener un buen nivel artístico como en los discos California Jam de 1980 y Guasasa de 1989.

Dentro de un campo más apegado a la salsa han producido en 1976 el Tributo a Tito Rodríguez con Rubén Blades cantando "Los Muchachos de Belén" y un disco grabado en vivo en el Madison Square Garden en 1978 y que contiene un magistral dúo en la pieza "Cúcala" entre los dos soneros más importantes después de Benny Moré: Celia Cruz e Ismael Rivera, Asimismo, en 1981 editaron Latin Connection que contiene una intepretación mágistral del clásico "Bilongo" cantado por Ismael Rivera; Commitment de 1980 y Lo que pide la gente de 1984 en donde Héctor LaVoe interpreta "Ublabadú" y "El rey de la puntualidad" respectivamente.

Sin lugar a dudas las Estrellas de Fania concretaron el afianzamiento definitivo de la Salsa como punta de lanza de un movimiento que vino a afianzar el desarrollo de la música caribeña y que la proyectó a una escala mundial.

>Regreso a Semblanzas >Regreso a Página Principal
Página Principal | Acerca de Nosotros | Don Fallo Figueroa | Productos CÓMOSUENA | Programas de Radio | RAFIAL Laudería | Publicaciones ON LINE | Tienda ON LINE | Alianzas y Enlaces | Contacto
0