Regreso a Página Principal  
Trío Reynoso. Imagen encontrada en... http://www.merenguemania.com/2009/03/trio-reynoso-bailar-merengues-con-el.html
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El merengue
Por: ©Rafael Figueroa Hernández
www.comosuena.com

El merengue, ritmo que ha sufrido muchas transformaciones a lo largo de más de un siglo de historia, es, en la actualidad, uno de los géneros afroantillanos con más proyección a nivel mundial. Desde sus orígenes humildes en la República Dominicana hasta su éxito mundial en nuestros días, el merengue ha recorrido, sin duda, un largo camino.

Aunque se tienen noticias de merengues ya desde el siglo pasado, no es sino hasta la segunda década de nuestro siglo que el merengue toma ya una forma definida que conocemos como merengue típico y que incluye dos de los instrumentos que definen a este género: la tambora, instrumento de percusión de dos parches que se toca sobre el regazo del músico, y la güira, tubo de metal que se rasca para producir un sonido continuo que impulsa el ritmo. Posteriormente, se incorpora el saxofón que poco a poco se convierte en una sección completa que es el sello característico del merengue contemporáneo.

La primera transformación importante tuvo lugar durante la ocupación americana, cuando aparece el pambiche, que no es sino un merengue más lento, se dice que para que los soldados americanos avecindados en Puerto Plata pudieran bailarlo.

La siguiente etapa, ya con la incorporación del saxofón, está caracterizada por los conjuntos como el Trío Reynoso y el de Isidoro Flores, para dar paso en pleno auge del régimen del dictador Trujillo a la era de las grandes orquestas. Siguiendo una tendencia que se dio en muchos de los géneros populares latinoamericanos, el merengue pronto se vio ejecutado por orquestas compuestas a la manera de las grandes bandas de jazz norteamericanas; es decir, que cuentan con secciones diferenciadas de trompetas, trombones y saxofones además de la sección rítmica y armónica. Nombres como los de Luis Alberti, la Super Orquesta San José y Antonio Morel, le dieron lustre a la que muchos consideran fue la época de oro del merengue.

En los sesenta las grandes orquestas propias de la era anterior empezaron a declinar y las agrupaciones pequeñas empezaron a disfrutar de una gran aceptación. La primera agrupación de merengue que podemos llamar moderna es la de Johnny Ventura y su Combo, la cual con frescura y ligereza en la ejecución musical y con una picaresca muy caribeña, dejó una huella imborrable y una herencia que han retomado todos los intérpretes posteriores. De esta misma década de los sesenta debemos destacar además los nombres de Félix del Rosario y sus Magos del Ritmo, de Ramón Gallardo y su Combo y de Cuco Valoy y los Virtuosos.

El gran innovador de los años setenta fue un joven trompetista que con su grupo llamado los Beduinos nos brindó un merengue acelerado y frenético, acorde con su tiempo: Wilfrido Vargas. Su estilo además, se vio reforzado por el uso y popularización de elementos electrónicos en la instrumentación del merengue. De esta manera el piano eléctrico, el bajo y el sintetizador ampliaron las posibilidades tímbricas del merengue, logrando con ello una proyección muy amplia, fuera incluso de la República Dominicana, y allanando el camino para otras agrupaciones y solistas herederas de este sonido como Los Hijos del Rey, Fernandito Villalona "El mayimbe", Bonny Cepeda, Julio Mateo "Rasputín", los Hermanos Kenton, Alex Bueno, los Hermanos Rosario, Aramis Camilo y Sergio Vargas, entre muchos otros y sobre todo para Juan Luis Guerra, capítulo imprescindible en la popularización y difusión internacional del merengue, quien representa, sin duda, unos de los puntos más altos dentro de la escena contemporánea, no nada más por su gran popularidad, que ha rebasado fronteras geográficas y de idioma, sino por su calidad y capacidad creativas, ya que ha logrado con gran éxito, la incorporación de los aciertos líricos de la Nueva Trova Cubana y de Rubén Blades al merengue, género que si bien acostumbraba incorporar temas sociales y políticos a sus letras, nunca había rebasado, a nivel masivo, los logros poéticos de "a ver, a ver, a mover la colita".

Por todo esto, el merengue en la actualidad es uno de los ritmos más característicos y de más tradición de nuestro caribe, y forma parte imprescindible ya del repertorio afroantillano.

 

Con el afán de nunca infringir las leyes de Copyright aquí registramos el url de las imágenes encontradas en la red:
*Trío Reynoso, imagen encontrada AQUÍ
 
>Regreso a Artículos >Regreso a Página Principal
Página Principal | Acerca de Nosotros | Don Fallo Figueroa | Productos CÓMOSUENA | Programas de Radio | RAFIAL Laudería | Publicaciones ON LINE | Tienda ON LINE | Alianzas y Enlaces | Contacto
0